Christian Erick: un excente concierto que no se puede olvidar nunca